loader image

ACTOS TRADICIONALES Y RELIGIOSOS

Rosario de la Aurora

El tradicional Rosario de la Aurora es una celebración religiosa de la que se tiene constancia desde el siglo XVIII. En el Libro de Actas de la Cofradía del Santísimo Rosario de Nuestra Señora del Pilar aparece una nota, del 3 de julio de 1756, en el que se hace referencia a una solicitud presentada por María Velilla. En ese documento, solicitaba permiso al Cabildo para, junto a seis personas más, rezar antes del alba del día del Pilar un rosario en la Santa Capilla saliendo al exterior del templo en los últimos misterios.

Por ello, todos los años, en la madrugada del 12 de octubre tiene lugar a las 05:00 horas el Rosario de la Aurora. Una procesión que reúne a centenares de fieles y que recorre las calles del centro de la ciudad, desde la Parroquia de San Pablo hasta la Basílica del Pilar.

Rosario de Cristal

Uno de los actos más característicos de las Fiestas del Pilar es la procesión del Rosario de Cristal que tiene lugar durante la tarde del 13 de octubre. Las calles se llenan de emoción y fervor durante el recorrido que comienza en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, Plaza de San Pedro Nolasco, y que recorre el Casco Histórico pasando por la Plaza del Pilar.

A principios de 1889, la Cofradía del Santísimo Rosario de nuestra Señora del Pilar concibe la idea de dotar a la procesión del rezo del Rosario de una colección de faroles los cuales serían llevados por los fieles. Estos tendrían la función de sustituir las tradicionales hachas, velas y estandartes que se habían usado hasta ese momento. Además, simbolizarían cada una de las partes de la oración del rosario que los devotos iban rezando: los Misterios, los Padrenuestros, las Avemarías, los Glorias y la Letanía.

El encargo se realizó al arquitecto del Ayuntamiento Ricardo Magdalena que concibió el proyecto en dos etapas. En la primera, se construirían los faroles correspondientes a los Padrenuestros, Avemarías, Glorias y Letanía. En la segunda, los quince misterios, más grandes y monumentales que los anteriores.

De este modo, la colección de faroles salió a la calle en la procesión del 12 de octubre de 1889 impresionando a zaragozanos y visitantes. Sin embargo, no sería hasta un año más tarde cuando se pudo contemplar la obra terminada (13 de octubre de 1980). Este fue el día en el que el acto se empezó a denominar “Rosario de Cristal”.

Con el paso de los años también se han ido realizando diferentes cambios y mejoras. Se incorporan nuevas carrozas y faroles, se restauran algunas piezas originales, se añade la megafonía al recorrido y en 1969 se sustituyen las velas de los faroles por iluminación eléctrica alimentada por pilas.